Es Cuestión de Sexo

1/20/2015 11:14:00 a. m.

Muchas cosas pueden pasar cuando estas en un bar a las dos de la mañana, en especial si tienes el corazón roto y bebiste más de la cuenta. Podrías ligar con la persona equivocada, o llamar a una ex pareja solamente porque te sentías sola, a pesar de que ha pasado más de un año desde que terminaron, o decir cosas que hubieras deseado no haber dicho sobre tu aparentemente perfecta relación. Algo parecido le sucedió a tres de mis amigos –Katie, Sara y Eric- la última vez que salimos.
Cuando dejas un bar a la medianoche (como Cenicienta y yo), te vas a perder de mucho y, a la mañana siguiente, vas a recibir llamadas. Bastantes
Es así como me enteré de que Katie casi pierde su virginidad con el chico del cabello alborotado, que Sara llamó al ex novio que más daño le ha hecho, y que Eric estuvo presumiendo por todos lados sus intimidades con Rebeca, su novia.

Chico Malo, Lindos Labios

El asunto de Katie me pareció bastante delicado así que –en lugar de contarme todo por teléfono como de costumbre- sugerí que fuéramos a desayunar. Era sábado por la mañana, nuestro organismo pedía a gritos algo de cafeína –sobre todo después de haber ido a un lugar donde los cócteles estaban al 2x1- es por eso que la cité en una cafetería cerca de su casa. “Vas a tener que calmarte y contarme todo desde el principio”, le dije mientras esperábamos a que nos sirvieran nuestros cafés au lait, “y no olvides los detalles sucios”.
“Fue bastante raro, ¿sabes?”, me dijo mientras encendía su cigarrillo, “por un momento pensé que de verdad le gustaba, pero al parecer no era así”.
A pesar de que la lista de “ex conquistas” de Katie es bastante larga, nunca ha tenido sexo. Lo más cercano que ha tenido a una experiencia sexual fue aquella vez que un chico intentó meterle mano en el cine. Claro que eso fue hace más de cinco años y nunca pasaron de la primera base.
Después de haber estado coqueteando por un rato, Katie y el chico del cabello alborotado salieron del bar. Era la primera vez que Katie hacía algo parecido. Por lo regular siempre sale con chicos algo raros que conoce por internet, pero esta vez quería probar algo diferente. Además, ya estaba cansada de ser una virgen. Esa sería la noche en la que iba a perder su virginidad y nada, ni nadie, iba a arruinar su momento.
Los dos se dirigieron al estacionamiento, él insistía que fueran juntos a su casa, pero Katie no se sentía cómoda dejando su auto en un lugar que no conocía –y no quería pasar la noche en la casa de un extraño- así que intercambiaron sus números de teléfono y acordaron que ella lo seguiría.

Antes de subirse a su auto, el chico del cabello alborotado se acercó a Katie, la tomó por la cintura y la besó. Fue un beso bastante largo y apasionado, algo sexy pero también muy tierno, “¿Cómo es posible que alguien que besa tan bien, sea tan mala persona?”, comentó.
Ella estaba muy nerviosa, pero emocionada al mismo tiempo. Hacía mucho tiempo que nadie la besaba así, incluso llegó a pensar que –si todo salía bien- podrían llegar a tener una relación seria. “Dios, espero que mi novia no se entere de esto”, dijo él mientras caminaba hacia su auto.
“Espero que no hayas ido con él por ser un bastardo infiel”, le dije.
Katie no sabía qué hacer, ella siempre ha estado en contra de la infidelidad, pero tampoco quería dejar pasar la oportunidad de perder su virginidad, así que llamó a Sara para pedir ayuda.
“Estoy a punto de hacer algo que pone a prueba mis valores, mi moral, mi ética, ¡TODO!”.
“¡Ay Dios! No estarás a punto de robar algo, ¿verdad? Por qué si necesitas dinero, yo puedo prestarte”, dijo Sara.
“Cállate, no es eso. Voy en camino a casa de un chico que conocí en el bar”.
“¿Y qué tiene eso de malo?”.
“Que tiene novia, y ya sabes que pienso sobre las infidelidades”.
“¿Es guapo?”
“Muy guapo, y besa muy bien, pero no estoy segura de querer hacer esto”.
“Si no estás segura, no lo hagas. Aunque ya lo besaste de todos modos, no tienes nada que perder”.
Katie tenía dos opciones, irse a su casa como si nada hubiera pasado pero seguir siendo una virgen, o ir con él, tener relaciones y sentirse mal toda su vida por haberse metido con alguien que tiene una relación. Eligió la segunda.
En caso de que se perdiera, el chico del cabello alborotado aceptó reunirse con Katie en una pequeña tienda cerca de su casa. Ella llegó primero. Eran casi las tres de la mañana y no había ningún indicio de que él estuviera a punto de llegar. “Llevo 5 minutos esperando, ¿te falta mucho?”, le dijo por teléfono. “Estoy cerca, pero hay algo de tráfico”, respondió. Obviamente no había nada de tráfico, las malditas calles estaban vacías.



Pasaron 20 minutos, y Katie todavía tenía la esperanza de que él fuera a llegar. “Si no está aquí en 10 minutos, me voy”, pensaba.
“¡No puedo creer que lo estuviste esperando por 40 minutos!”, le dije.
Por un momento creí que Katie iba a llorar, pero empezó a reír, “¡Te lo juro!, y ni siquiera estaba tan guapo”.
“Entonces, ¿por qué lo hiciste?”, no pude evitar soltar una carcajada.
“Porque ya no quiero ser virgen, estoy cansada de eso. Todos hablan sobre lo maravilloso que es tener sexo y yo solamente quiero saber cómo es, qué se siente”.
“Pero eso no significa que te tienes que acostar con cualquier persona”.
“Pues al parecer ya no quedan otras opciones”.  


No Te Olvides De Nosotros

Al otro lado de la ciudad, una mujer tenía que lidiar con las consecuencias de sus malas decisiones. Sara conoció a William, 26, un estudiante de psicología, hace dos años en la universidad. Él se sentía muy atraído hacia ella y le pidió a un amigo que tenían en común que los presentara. Aunque al principio no estaba segura de querer salir con él, después de un año de ruegos, aceptó y poco a poco se fue enamorando de él. Se mandaban mensajes de buenos días, salían cada semana y todo el tiempo estaban riendo.
“Es maravilloso”, nos decía, “creo que acabo de encontrar al hombre ideal para mí, no sé cómo no me di cuenta antes”. Después de seis semanas de estar saliendo, Sara y William tuvieron sexo, era la primera vez de los dos y no pudo ser más perfecta.  
Un día, William empezó a alejarse de ella hasta que dejó de contestar sus llamadas y  mensajes sin dar explicación alguna. Eso dejó a Sara devastada.
Le costó casi un año poder superar aquella ruptura y, aunque algunas veces él le mandaba mensajes para ver cómo estaba, ella trataba de mantenerse lo más alejada posible. Hasta aquel día en el que, por culpa del alcohol, hizo algo que a todos nos tomó por sorpresa.
Sara salió del bar a las 2 de la mañana y no podía dejar de analizar la conversación que habíamos tenido. “¿Qué tal si me quedo soltera? ¿Y si ya no encuentro a nadie?”, pensaba. Nunca se había sentido tan sola así que, cuando llegó a su casa, tomó su teléfono y le llamó a William, “¿puedo ir a tu casa?”, le dijo.  
Despertar en una cama con tu ex novio puede resultar bastante incomodo, pero –sorpresivamente- no lo fue para Sara, aunque si lo fue para él. “Creo que esto fue un error, tienes que irte”.
“Pero nos divertimos mucho anoche, ¿ya olvidaste lo felices que éramos juntos?”.

William guardó silencio por unos minutos, “ya lo olvide, y creo que ya es momento de que tú también lo hagas”.



También Te Podría Gustar

9 comentarios

  1. Me encanta Kate, sigo toda la serie!!!

    Gracias por tu lindo comentario, te sigo también, soy muy fan de estas series, Crónicas Vampíricas es mi favorita de todas, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta que te encante la serie! Voy a checar la de Crónicas Vampíricas, no había escuchado hablar de ella, pero si tu la recomiendas es porque es muy buena. Saludos ♥

      Eliminar
  2. Hola Alexis! Primero que nada muchas gracias por haberte pasado a leer mi blog, de verdad que me hizo mucha ilusión. No había entrado antes a tu blog pero la verdad es que me gusta porque me parece diferente y además escribes muy bien, me encantan este tipo de crónicas porque me recuerdan mucho a cuando era un poquito más chico, todo ese bonche de expectativas que caben en las palabras que escribes, sigue haciendo esto, creo que vas bastante bien, chico! Estamos en contacto, ¿va?

    Pablo
    www.fungiexpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Pablo! ¿Cómo estás? No tienes idea de lo feliz que me puso tu comentario. Me da mucho gusto que te hayan encantado todas estas historias, aún me quedan muchas por contar y espero que las disfrutes tanto como las primeras. Estamos en contacto. Saludos :)

      Eliminar
  3. nice blog, i am following you, please follow back. http://melodyjacob1.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    He vuelto por tu blog para decirte que te he nominado a un premio en el mio. Te dejo aqui el enlace: http://elfrikimundodecarly.blogspot.com.es/2015/01/premios.html
    un besito.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Gracias por tu comentario en mi blog, te sigo yo también que me gusta mucho lo que escribes y cómo lo haces :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por quedarte en el blog. Saludos :)

      Eliminar

En La Red

Flickr Images