Mucho Gusto, Seamos Novios

2/05/2015 01:35:00 p. m.

El otro día estaba hojeando una revista y encontré un pequeño artículo que decía que una mujer deberá besar 15 hombres, tener dos relaciones serias y haber sufrido de dos corazones rotos antes de encontrar a su príncipe azul, mientras que los hombres suelen tener 10 parejas y cuatro relaciones duraderas antes de conocer al amor de su vida. Cuando terminé de leer la nota, no estaba seguro de cómo sentirme al respecto. Por un lado estaba feliz porque varios amigos (cuando digo “varios amigos, en realidad me estoy refiriendo a mi) ya han alcanzado esa cifra, incluso algunos la han duplicado (sí, otra vez estoy hablando de mi). Pero por el otro, me sentía decepcionado porque aún siguen (sigo) esperando a que llegue la persona correcta –a pesar de haber salido con casi la mitad de la población-.


“Quién besa a quince hombres, se supone que eso solamente lo haces con tu novio, ¿no?”, preguntó mi mamá. “Si… por qué no”, respondí (aunque en realidad quería decir, “¿quién –en estos tiempos- besa solamente a su novio?”).

“¿O acaso tú vas besando a todo el mundo, Alexis?”.

“¡Diablos, me descubrieron!”, pensé.

Seguramente están pensando que soy de esos que besan a la primer persona que se les ponga en frente pero, créanme, todavía no llego a esos extremos –aun me queda un poco de dignidad-. Lo que pasa es que no he tenido mucha suerte en todo eso de las citas. Por alguna extraña razón siempre me he sentido atraído hacia el peligro, o mejor dicho, hacia personas que estoy seguro nunca les voy a gustar (soy de esos chicos que todo el tiempo se están quejando de que nadie se fija en ellos, pero cuando alguien lo hace decimos, “¡Oh no! Tu no”), o que probablemente me vayan a tratar mal, o que me traten bien al principio pero que con el tiempo muestren cuál es su verdadero ser.

¿Quieres conquistarme? Lo único que tienes que hacer es ignorar mis mensajes (eso nunca falla), desaparecerte como por dos semanas y llamarme solamente cuando te sientas horny (un clásico). Y si ninguna de esas tácticas funciona, sólo empieza a hacer comentarios sarcásticos sobre mí peso y, en muy poco tiempo, me vas a tener a tus pies.  

Creo que mi problema es que todo el tiempo me estoy “enamorando” (y lo pongo entre comillas porque, seamos honestos, no es amor verdadero). Me he enamorado en la escuela, en Walmart, en la farmacia, en el cine, en la dulcería del cine, en un bar, en el parque, y, más recientemente, en un puesto de quesadillas y en Starbucks, cuando dejé mi número de teléfono escrito en una servilleta y salí corriendo por miedo a que me rechazaran. Ah, y no olvidemos mis amores virtuales, personas que he conocido por Facebook, o Twitter, o Instagram que, después de haberle dado like a todas sus fotos, espero ansioso a que me hagan caso (ha funcionado algunas veces). Ahora entiendo porque una vez me dijeron que era la versión masculina de Taylor Swift.

No tengo ni la menor idea de por qué nunca me he sentido atraído hacia alguien que me trate bien (tal vez es por la pequeña voz en mi cabeza que todo el tiempo está diciendo, “cuidado, puede ser una trampa”), pero, al final del día, siempre termino escogiendo material echado a perder.

Ni Siquiera Sabes Mi Nombre

Si hay alguien capaz de igualar en número mi lista de ex conquistas (que he decidido llamar: lista de personas que me rompieron el corazón a pesar de no saber mi nombre y que nunca tengo que volver a buscar), es mi amiga Katie. Esa mujer sí que ha tomado muy buenas decisiones respecto a los hombres.

Recuerdo que hace unos meses, decidió salir con dos hombres al mismo tiempo, “¿qué puede salir mal?”, decía. Katie y Alfonso (24) se conocieron en un evento de la universidad donde él trabajaba como promotor de una compañía de teléfonos (o sea que repartía folletos). Cuando nos acercamos para pedir informes, los dos empezaron a coquetear, quince minutos después, él ya la había invitado a salir.

La mañana siguiente, Katie tenía una cita en la clínica para hacerse unos estudios de rutina, ahí fue donde conoció a Carlos (25), el enfermero encargado de hacer los análisis. Medio litro de sangre después, él –también- ya la había invitado a salir.  

Lo que Katie no sabía es que Alfonso y Carlos han sido mejores amigos por casi diez años y, obviamente, en algún momento iban a descubrir que estaban saliendo con la misma chica.

Sucedió Una Noche

Katie y yo acostumbramos ir a las dulcerías de los cines solamente para ver con quien podemos coquetear, incluso tenemos una rutina por si nos llega a gustar alguien (solamente te tienes que acercar a esa persona y preguntarle donde está equis sala, lo demás es pan comido).  

“¿Ese que está afuera del baño no es el chico con el que estas saliendo?”, pregunté.

“¿Cuál de los dos?”.

“El enfermero”.

“Ah sí, es Carlos. Ven te lo voy a presentar”.  
Los dos nos acercamos a saludar y después de unos minutos bastante incomodos pregunté, “¿estás esperando a alguien?”.

“Si, a mi mejor amigo”.

En ese momento, el pequeño engaño de Katie se vino abajo. Para mí fue algo muy gracioso, ¿quién sale con dos mejores amigos sin darse cuenta? Pero, para ella, fue algo muy difícil, los dos chicos le empezaron a gritar de cosas, y luego se empezaron a gritar entre ellos, y luego un encargado del cine nos empezó a gritar. Fue un desastre (un muy divertido desastre).


¡Hola! ¿Cómo estás? Espero que muy bien, y también espero que hayas disfrutado esta entrada. Muchas gracias por tus comentarios, me pone muy feliz leerlos, por suscribirte y por compartir el blog. Me encantaría que me contaras en los comentarios si alguna vez te has encontrado en una situación similar. El tema del próximo post será: ¿Cuántas parejas son demasiadas? Así que me gustaría mucho que respondieras esta pregunta (también en los comentarios), ¿crees que una chica que se ha acostado con muchas personas vale menos que las demás? Espero tu respuesta para que podamos empezar un debate entre todos. Te mando un abrazo muuuuy grande. Bais 

También Te Podría Gustar

14 comentarios

  1. Como me enganchan tus historias!! Creo que si hay que besar 15 hombres hasta llegar al correcto, todavía me faltan unos cuantos jajajaja Voy un poco retrasada en ese aspecto pues.

    Mil besitos guapo!! xx
    www.brunetteambition.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Bueno, no es regla universal. Muchas personas se quedan con el primero que besan jajaja Yo creo que es cuestión de suerte. Te mando un abrazo Paty

      Eliminar
  2. Me faltan varios chicos por besar, y tienes razón aveces soy como tu, me enamoro de personas que creo estan fuera de mi liga. (pensamiento pesimista y tonto) No creo que haya demasiadas parejas parejas es mayor a 25 parejas digamos de tiempos considerables de relación para mi ya es mucho.
    una mujer no vale menos si se acuesta con todo mundo, hay que ser puta por conocer, no puta por conocer. Sino sufre las consecuencias de una sociedad recriminatoria.
    Un abrazo enorme y nos leemos :3 pásate por mi blog cuando gustes

    ResponderEliminar
  3. Hola! Pues yo estoy igual o peor que tu, ya llevo bastante más de esos números y no estoy convencida de haber encontrado a la persona ideal.
    Creo que cuanto mas mal te tratan, mas te gusta.
    Un besotee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo tienen esas personas que te tratan mal que las hace más atractivas jajaja Pero eso no es sano para nosotros. Te mando un abrazo :)

      Eliminar
  4. Hola! Yo aun no he besado a nadie, llamame mojigata pero estoy esperando a alguien verdaderamente bueno *mis amores no han sido muy buenos*
    Un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene nada de malo no haber besado a nadie, me parece muy respetable que esperes a alguien muy especial. Me vas a tener que contar como termina eso, eh jaja te mando un abrazo :)

      Eliminar
  5. Hola, te sigo. Soy parte de la iniciativa :D
    Te dejo mi blog, http://loslibros-nomuerden.blogspot.com
    Saludos♥

    ResponderEliminar
  6. jajaja creo que yo no anduve besando por besar, aun si salíamos no besaba en los labios a menos que hubiera algo serio. Yo solo he besado a 2 hombres, tuve dos relaciones duraderas (me refiero a mas de un año) y con uno de ellos me casé después de casi 7 años de noviazgo. Te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por suscribirte! Ya eres parte del club de los veinteañeros jajaja Y me encantaría escuchar más sobre esa boda jaja. Te mando un abrazo :)

      Eliminar
  7. Hola! Yo también caigo en eso de querer a los que nunca me van a querer, creo que es más bien el destino el que hace que esto pase que el que yo me sienta atraída por ellos. Igualmente nunca me he enamorado, así que no tengo mucho derecho a opinar en lo que a amor se refiere. En otras cosas quizás, pero del amor yo no sé nada. Y casi que me alegro, porque por lo que veo trae demasiados problemas y ahora soy demasiado joven xD.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como si tuvieran un imán, ¿no? jajaja Pero no te preocupes, no siempre es tan complicado. Te mando un abrazo :)

      Eliminar
  8. Me encanta el post, ¡como siempre!
    xx

    www.laurastream.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lindo tu comentario! Te mando un abrazo

      Eliminar

En La Red

Flickr Images